» » La criptomonedas y la estabilidad economica

La criptomonedas y la estabilidad economica

Alvaro Mendieta 23 de marzo del 2020 Generales No hay comentarios

La presencia continua de Bitcoin en el mercado y en la cultura hace que muchos se pregunten cómo pueden afectar las criptodivisas a la aplicación de la política monetaria establecida. A algunos les preocupa que las monedas digitales distribuidas puedan socavar la capacidad de los bancos centrales para gestionar los objetivos de la política económica nacional algo que en Monedero.com billetera de criptomonedas en Español se nos explica que no hay que preocuparse por ello. En el otro extremo del espectro, algunos sugieren que los bancos centrales pueden en realidad recibir ayuda emitiendo su propia criptodivisa nacional. Este documento de antecedentes explicará por qué no es probable que se produzca ninguno de estos resultados, al menos en un futuro próximo.

¿Supone Bitcoin alguna amenaza para la capacidad de la política monetaria?

Mucha gente cree que las criptodivisas como Bitcoin pueden coexistir dentro del sistema monetario actual, tanto si los individuos compran unidades como un tipo de inversión alternativa o para sus aplicaciones tecnológicas específicas. Pero otros temen que si las criptodivisas se adoptan a una escala suficientemente amplia, podría tener una externalidad negativa, o un efecto de derrame, en la economía en su conjunto en forma de inestabilidad monetaria.

CriptomonedasEn primer lugar, cabe señalar que las criptodivisas constituyen actualmente una fracción minúscula de los activos financieros mundiales. Un esbozo del estado actual del mercado es claro: la capitalización del mercado de Bitcoin, de aproximadamente 100.000 millones de dólares, constituye un mero 1,3% de los 7,6 billones de dólares de todas las monedas y billetes de banco mundiales, el 1,3% de los 7,7 billones de dólares en oro, el 0,13% de los 73 billones de dólares en acciones mundiales totales, y un insignificante 0,11% de la amplia oferta monetaria mundial de 90,4 billones de dólares.

Tal vez esto pueda cambiar en el futuro, lo que podría afectar el menú de opciones disponibles para los banqueros centrales en ciertas situaciones económicas, como lo discutiremos pronto. Pero los gestores monetarios del mundo pueden, por el momento, respirar un suspiro de alivio de que sus operaciones diarias no se verán obstaculizadas por la existencia de la criptodivisa.

Un buen ejemplo del argumento de que Bitcoin frustrará los mecanismos monetarios fue presentado por el vicepresidente del Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Randal Quarles, en una conferencia financiera en 2017. Quarles explicó: «Aunque estas monedas digitales pueden no plantear grandes preocupaciones en sus niveles actuales de uso, pueden surgir problemas más graves de estabilidad financiera si logran un uso a gran escala». Sus comentarios se refieren específicamente a la gama de remedios de la Reserva Federal en caso de una situación de crisis. Argumenta que la existencia de un activo alternativo como Bitcoin en tiempos de adversidad económica puede frustrar los esfuerzos para frenar el riesgo de precios y de crédito porque el tipo de cambio del dólar americano puede volverse inestable.

Pero este argumento podría aplicarse a cualquier tipo de activo que pueda convertirse en una alternativa atractiva al dólar en caso de una crisis financiera. Sin embargo, ningún responsable político serio sugeriría hoy en día limitar el intercambio de, por ejemplo, oro debido al escenario que Quarles esbozó. La única diferencia entre los activos existentes como el oro y las criptodivisas en un caso de emergencia es quizás que las criptodivisas pueden ser más fáciles de mantener para las personas de todos los orígenes económicos.

Esta propiedad es posiblemente una de las principales virtudes de la criptodivisa en el caso de los países que presentan una gestión monetaria deficiente. Las personas que tienen la desgracia de vivir en una nación que administra irresponsablemente su oferta monetaria han carecido tradicionalmente de formas accesibles de protección o de escape de los períodos de inflación extrema y de todos los males que ésta conlleva.

Consideremos el caso de Venezuela, donde la mala administración monetaria ha traído miseria e inseguridad a su pueblo. En el pasado, los venezolanos habrían tenido muy pocas opciones para intentar salvar algún tipo de valor. Y esas opciones habrían sido distribuidas de manera desigual, con individuos más ricos más capaces de proteger sus activos que los de las clases bajas.

Hoy en día, muchos venezolanos de todas las clases recurren a Bitcoin y otras criptodivisas para protegerse contra los estragos de la inflación extrema y el mal gobierno. El Fondo Monetario Internacional (FMI) informa que los precios en Venezuela pueden dispararse en un asombroso 14.000 por ciento en 2018. Venezuela ya ha sufrido una gran escasez de bienes domésticos críticos, y la protesta pública contra las políticas del gobierno ha crecido a niveles a veces violentos. En este tipo de clima económico, las criptodivisas pueden ser una bendición para las familias que necesitan una reserva de valor más estable.

No es de extrañar que el gobierno venezolano haya intentado reprimir la actividad de las cripto-monedas dentro de sus fronteras, más recientemente incautando equipos mineros que la gente intenta introducir en el país.

Alvaro Mendieta

Aficionado desde muy joven a todo lo relativo a temas de tecnología. Me gradué de ingeniera de programación aplicada y me he desarrollado en ese campo desde hace 10 años y sigo estando lo más posible actualizado en ello y vivo plenamente del gozo de poder brindar novedades a los demás.

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)